Bienvenidas a Mujer Renace

Modulo 1 : Fundación Espiritual

Module 1 

1/10
Actividades

Actividad #1:

Primeramente, invitemos a ese Ser Superior Divino y pidamos ayuda, invitándolo a nuestra vida y entreguemos esta adicción y todos estos síntomas, pidiendo liberarnos de cualquier comportamiento emocional, físico e intelectual que me hace pensar que no existo como ser poderoso y me hace sentir que estoy en una en un cuarto oscuro, frio, sola, como si estuviera atada, como si la libertad esta tan alejada.

 

 

 Vamos a comenzar una rutina de meditación y/o oración todas las mañanas.  Comencemos con pasos pequeños, solo 3 minutos diarios por tres días, y aumentamos 1 minuto cada tercer dia hasta llegar a 10 minutos diarios, durante 21 días.

Nota: Tambien puede leer la meditación del dia de este libro:

Actividad #2:

Vamos a aceptar nuestra adicción tal cual es y cómo se presenta en nuestras vidas, no la vamos a negar para poderla ver en toda su dimensión y aceptemos que estamos fragmentadas y que esta fragmentación nos produce una adicción y nos hace creer que es más poderosa que nosotras.

En forma consiente vamos a recurrir a todas las herramientas que nos sean dadas para sanar estas fragmentaciones.  Nos liberemos de todos los miedos, culpabilidades y vergüenzas míos o heredados con fortaleza y aceptamos que no son más que una ilusión y los remplazamos con el amor Divino y nos perdonamos a nosotras mismas.  

Ahora, dejamos que nuestro entorno nos acerque toda la ayuda que necesitamos para poder encaminar mi vida a la libertad de poder elegir cada cosa que acepto para mí.

Actividad #3:

Entandamos quienes somos: Un pedazo Divino, de fuerza ilimitada.  Me dispongo a sanar sabiendo que hay un plan divino para mí y desde ahí saco los cambios positivos para soltar y remplazar cada miedo, culpabilidad y vergüenza que me hace adicta y lo remplazo con un pensamiento positivo que me muestra mi verdadera naturaleza e identidad.  Fortalezco mis propios pensamientos con un corazón abierto que me muestra el camino a mi propia libertad. 

 

Soy libre y sana ante los ojos de Dios y me recupero en el valor y la certeza de que tengo la fuerza para cambiar este patrón.  Me declaro libre, despierta, viva, sana y coherente con la vida que me merezco.

Conclusión:

Repetir esta frase todas las mañanas

¡Soy libre, sé que puedo, soy un pedazo Divino, y merezco una buena vida!

 

Libro: My Thoughts, my power by Dolly Rosario

Subscribete a nuestra lista

  • w-facebook
  • w-googleplus
  • YouTube - White Circle

The site created by Money with a Soul www.drmarinakostina.com